Novela El psiquiatra de sueños lúcidos

Una desaparición. Un facultativo a la vanguardia de los sueños lúcidos.




Ficha técnica de la novela El psiquiatra de sueños lúcidos

Páginas: 488 en formato Mobi.
Idioma: Español
Género: Suspense, policíaca y realismo mágico.


Sinopsis: 

Robert Frost dijo: «Dos caminos se abrieron ante mí, pero tomé el menos transitado y eso marcó la diferencia».


Una joven, dotada de un talento excepcional –adelantarse al futuro por medio de los sueños–, desaparece. Las pesquisas iniciales apuntan hacia un exagente de la inteligencia francesa como máximo responsable, cuyo nombre figura en la firma de una nota incriminatoria. Paralelamente, tiene lugar un vanguardista estudio sobre sueños lúcidos. 

Cuando dije que siempre supe que sucedería algo, nunca imaginé que ese algo sería la desaparición de Ana. No obstante, no seré yo quien juzgue el final de esta historia, un final que se resume en un principio, pues, aunque hoy forma parte de un malogrado pasado, acaso nunca llegó a suceder. No al menos del riguroso modo que creen quienes estuvieron presentes. 
Su designio era despertar, y despertó. 
(Fausto Pietralunga)

Desconozco la manera de comunicarme con Fausto. Ni tan siquiera sé dónde estoy ni el motivo que me ha traído aquí. Se trata de una cabaña, ubicada en un extenso prado, donde hectáreas de árboles y decenas de caminos pedregosos parecen dirigirse a ninguna parte. Tal es así que no alcanzo a ver ningún tendido eléctrico. Con todo, el interior está en armonía con la belleza del paisaje. Un purificador celeste reviste las paredes del dormitorio, el espacioso colchón descansa sobre un somier fabricado en lo que asemeja madera de pino, y del dintel de la ventana penden unas cortinas de una tonalidad verde esmeralda. Acostumbro a dejar la ventana de mi habitación abierta, a fin de ventilar la estancia, puesto que además dispone de mosquitera. Lo cierto es que nada tiene que ver con el lúgubre cuarto que presenciaba durante mis constantes pesadillas, ya que, además del dormitorio, la cabaña cuenta con todo lo necesario para disfrutar de una plácida estadía. Solo que no me hallo aquí con tal fin, más bien me limito a sobrevivir, y a esperar. Aun y con todo, estoy atemorizada a la par que tranquila, extrañamente tranquila. Me atrevería a afirmar que tal estado de tranquilidad no es sino consecuencia de la libertad que atenazo en mis sueños, sueños con una lucidez nunca antes experimentada.

(Ana Alcobas)


Para adquirirla, aquí

Comentarios